El Papiloma (VPH) en Hombres Gays: Riesgos y Prevención


El Virus del Papiloma Humano (VPH) es un virus del que se conocen más de 200 subtipos conocidos como genotipos. Algunos de ellos producen enfermedades banales, por ejemplo, el VPH 1 produce las verrugas plantares, pero otros subtipos pueden infectar los genitales y provocar lesiones más relevantes como condilomas o verrugas genitales, e incluso cáncer. En el caso de los hombres, el VPH puede producir cáncer en el pene, ano o la orofaringe.

Los genotipos del VPH se clasifican en función del riesgo que tiene o no de desarrollar cáncer:

  • Bajo riesgo: pueden causar verrugas genitales benignas o condilomas.
  • Alto riesgo: se han descrito aproximadamente 14 tipos diferentes de VPH de alto riesgo, de los cuales los que tienen más prevalencia son los del tipo 16 y 18, los responsables del 70 % de los cánceres causados por este virus.1

Transmisión del virus en Hombres que tienen Sexo con Hombres (HSH)

La infección genital por el VPH es la infección de transmisión sexual más frecuente entre las personas sexualmente activas. Cualquier persona que practique relaciones sexuales puede estar en riesgo de infección del Virus del Papiloma Humano, especialmente aquellos con múltiples parejas sexuales a lo largo de su vida.

Algunos estudios afirman que, casi la mayoría de las personas estarán en contacto con el VPH en algún momento de su vida, aunque los Hombres que tienen Sexo con Hombres son el sector más afectado2. El riesgo de transmisión obviamente aumenta si se mantienen relaciones sexuales con diferentes parejas y sin protección. Actualmente con el auge de la profilaxis Pre-exposición (PrEP) como tratamiento preventivo del VIH, está aumentando el contagio de otras enfermedades de transmisión sexual, entre ellas el VPH. 3-4

¿Cómo se contagia el Virus del Papiloma Humano?

El VPH en general se transmite por vía sexual y, principalmente, infecta la piel (pene, vulva, ano) o las mucosas (vagina, cuello uterino y recto) de las áreas genitales tanto de los hombres como de las mujeres. Asimismo, puede surgir en el área bucal y de la zona faringoamigdalar. 5 Generalmente, el VPH se transmite mediante relaciones sexuales sin protección, con o sin penetración, con una persona que esté infectada, aunque esta persona no presente ningún síntoma.

Por lo tanto, es imprescindible utilizar correctamente el preservativo en las prácticas sexuales. Esta protección, sin embargo, no es del 100%, ya que las zonas que no se pueden cubrir con el preservativo quedarán desprotegidas. Asimismo, es importante subrayar que pueden pasar meses o años entre el contagio y la aparición de los síntomas (período de incubación prolongado), por ello es muy difícil establecer cuándo se produjo el contagio.

La infección genital por el VPH es la infección de transmisión sexual más frecuente entre las personas sexualmente activas. Cualquier persona que practique relaciones sexuales puede estar en riesgo de infección del Virus del Papiloma Humano, especialmente aquellos con múltiples parejas sexuales a lo largo de su vida.

Los síntomas del VPH anal en hombres

Una vez que se ha tenido contacto con el VPH, lo más normal es que eliminemos el virus sin tener síntomas. En el 90 % de los casos, desaparece de manera espontánea, pero mientras el virus está presente es transmisible. Una persona puede tener diferentes tipos de cepas del virus y en muchos casos se puede ser asintomático. Otras personas al no lograr eliminarlo pueden desarrollar lesiones benignas (condilomas), premalignas (displasias); o incluso cáncer anal.

El período exacto entre la infección y el inicio de los síntomas es muy impreciso, debido al período de incubación prolongado e inespecífico de este virus; en algunos casos se ha descrito la aparición de síntomas hasta 20 años pasada la primoinfección.5

La expresión de esta enfermedad puede ser en Condilomas: son lesiones benignas o verrugas cutáneas y genitales. Cabe destacar que no todo paciente con VPH va a presentar lesiones visibles tipo condilomas, de hecho, las lesiones que son visibles se asocian más a genotipos benignos. Los condilomas son molestos, contagiosos, poco estéticos y pueden llegar a convertirse en un problema (cáncer) a largo plazo. Estas lesiones benignas tipo condilomas en su mayoría son resecadas sin inconvenientes quirúrgicamente con el uso de láser.

¿El VPH causa cáncer de ano?

Sí. El Virus del Papiloma Humano puede causar cáncer, aunque inicialmente no dé ningún síntoma ni provoque ninguna lesión aparente, por lo que se debe detectar precozmente mediante pruebas específicas. La infección por algunos tipos de VPH puede producir una displasia (cambios atípicos a nivel celular) que, según el grado y tiempo de evolución, puede llegar a producir cáncer anal. Esto sucede progresivamente y desde que se produce la infección hasta que se desarrolla la enfermedad pueden pasar años.

Aunque la importancia de la relación entre VPH y cáncer es indiscutible, no tiene que alarmarnos en exceso dado que la infección por este virus es muy frecuente en toda la población y la incidencia del cáncer es poco habitual. No obstante, es un factor de riesgo y deben tomarse las medidas de prevención.

El riesgo se multiplica en pacientes con VIH.

En la actualidad, encontramos que el cáncer de ano es uno de los pocos cánceres que va en aumento desde hace aproximadamente dos décadas con una incidencia entre 1.6-4.6 por 100.000 habitantes por año, pero en el caso del grupo de Hombres que tienen Sexo con Hombres y están infectados por el VIH, la afectación sube hasta los 70  casos por cada 100.000 hombres. 6

Estudios disponibles aportan una prevalencia de infección en HSH – VIH negativos que alcanza el 60% y de 78% en VIH positivos, siendo incluso hasta del 100% en personas con múltiples parejas sexuales a lo largo de la vida. 7-8

La infección genital por el VPH es la infección de transmisión sexual más frecuente entre las personas sexualmente activas. Cualquier persona que practique relaciones sexuales puede estar en riesgo de infección del Virus del Papiloma Humano, especialmente aquellos con múltiples parejas sexuales a lo largo de su vida.

¿Quiénes son los pacientes con alto riesgo de Virus de Papiloma Humano?

  • Hombres o mujeres que tengan relaciones sexuales anales.
  • Inmunosuprimidos (Enfermedades virales como VIH, Hepatitis), uso de esteroides o inmunosupresores en forma crónica, trasplantados, entre otros.
  • Mujeres con antecedente de VPH en el área ginecológica (Cérvix, vaginal o vulvar).
  • Antecedente de cualquier otra Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS).
  • Presencia de lesiones clínicas (condilomas) en el área perianal, y/ó genital.

Prevención y tratamiento del VPH anal

Para evitar la infección del VPH anal es esencial el uso del preservativo, sobre todo en parejas no estables o que se desconoce su salud sexual e integral. Hay que recordar que una persona puede ser portador de VPH anal o genital sin presentar ningún síntoma. Si aparece alguna lesión en la zona, es indispensable dirigirse a un proctólogo o profesional sanitario especializado.

En la actualidad existe la administración de una vacuna (Gardasil 9), que es altamente eficaz, que se recomienda ponerla antes del inicio de las relaciones sexuales.

Si una persona tiene verrugas anales o condilomas, es importante que lo comunique a su pareja o parejas sexuales, para tomar medidas de protección en las relaciones sexuales y para que la pareja también sea evaluada por un profesional. Las lesiones no se tienen que rascar y si se ha tocado esta zona del cuerpo, es necesario una buena higiene de las manos.

Como ocurre en ginecología con la prevención del cáncer del cuello uterino, se debe realizar un cribado periódico mediante una citología anal (prueba de Papanicolau).

Cuando aparecen verrugas, el diagnóstico suele ser clínico o por biopsia. Con respecto a la displasia o el cáncer, se detecta por medio de la citología anal (exudado anal con un bastoncito PCR), que permite ver los cambios anómalos en las células antes de que se desarrolle. Si esta prueba resulta anómala, se debe complementar con una Anoscopia de Alta Resolución, que permite examinar el canal anorrectal a través de un sistema de visión magnificado y así tomar muestras.

“La detección del VPH forma parte de una estrategia preventiva para detectar el virus antes de que este se convierta en una patología”

El VPH, por lo tanto, es un problema global sanitario y de salud sexual, dada su capacidad para producir tumores malignos. Por lo tanto, es en aquellas personas llamados ¨grupos de riesgo¨ en las que tendremos que establecer estrategias de cribado (prevención) para su diagnóstico y seguimiento, con el objetivo de evitar la aparición del cáncer de ano, así como normalmente se implementa la prevención en mujeres con su visita ginecológica.

¿Cuáles son las pruebas de cribado para el VPH anal?

Diferentes estrategias de cribado de VPH y displasia anal han sido iniciadas en distintos centros sanitarios del mundo en los grupos de riesgo. Estas estrategias incluyen herramientas diagnósticas equivalentes a las que se utilizan en el cribado de la displasia cervical en mujeres, como son:

Consiste en la obtención de células del epitelio transicional mediante la introducción en el canal anal de un Cito Swab (bastoncito) o cepillo preferiblemente en base líquida o sobre lámina porta objetos con fijación. Es una técnica sencilla y fácil de hacer, con escasas molestias y nulas complicaciones para el paciente. Esta prueba se debe realizar a todos los pacientes de riesgo comentados arriba y es el equivalente a la citología preventiva de cérvix uterino realizada por ginecólogos en mujeres. 9

En la actualidad, el método más utilizado para la detección del tipo de VPH con mayor sensibilidad es la amplificación de ácidos nucleicos utilizando la técnica de reacción de polimerasa en cadena (PCR) y sus diferentes variaciones. Y esto se puede detectar ya sea por citología o por biopsia; Según el caso, es recomendable tomar cultivos especiales para descartar algunas enfermedades de transmisión sexual (ETS) asociadas al VPH como podrían ser: Sífilis anal, Linfogranuloma venéreo, Gonorrea, Mycoplasma, Trichomonas, entre otras.

Es una técnica de cribado imprescindible, ya que es la única que permite la toma de biopsias dirigidas a zonas detectadas con amplificación visual y mediante colorantes para la confirmación o no de la displasia anal. Por este motivo se considera el patrón de oro y la prueba de elección. La Anoscopia de Alta Resolución se debe realizar en todo paciente con VPH o con anormalidades en células epiteliales a la citología. La técnica consiste en la visualización de la zona de transición entre el epitelio escamoso-anal al columnar-rectal magnificada mediante un anoscopio de alta resolución. La aplicación de tinción con unas sustancias específicas (ácido acético y lugol), permite la visualización de diferentes patrones anoscópicos que pueden mostrar una lesión subyacente, y así identificar la(s) zona(s) a biopsiar. Este estudio es el equivalente a la Colposcopia realizada por el ginecólogo para el despistaje del cáncer de cérvix en mujeres. 10

En Unidad Cirugía Barcelona somos pioneros en la realización de estas técnicas de diagnóstico y tratamiento proctológico en consulta. Contamos con la tecnología de última generación, Proctostation de THD, que nos permite hacer un chequeo anal completo de ETS y todas las patologías anorrectales. Estos estudios son realizados en nuestra Unidad de Proctología por especialistas altamente cualificados en el Hospital Universitario Quirón Dexeus. Actualmente, somos el único centro privado de Barcelona con la tecnología para realizar el cribado del VPH con la Anoscopia de Alta Resolución.

Cuida tu Salud Sexual y Anal

Si mantienes relaciones sexuales anales con múltiples personas, recomendamos un chequeo anal una vez al año.

Cabe señalar que el equipo de cirujanos proctólogos de Unidad Cirugía Barcelona nos consideramos un servicio de proctología gayfriendly. Tratamos con especial sensibilidad a los pacientes del colectivo LGTBI y consideramos parte esencial de nuestra labor la concienciación para la prevención y tratamiento de la infección por VPH.

Si tienes alguna duda o síntoma, Pide Cita Online con nuestro servicio de proctólogos.

¿Tienes alguna duda sobre proctología?

Escríbenos un WhatsApp haciendo click al icono. Resolvemos todas tus dudas sobre coloproctología.

logo icono whatsapp        +34 648 60 76 39

Share this post

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies