PAPILOMA: VERRUGAS ANALES O CONDILOMAS

¿Qué son las verrugas anales?

Las verrugas anales (también llamadas “condiloma acuminado”) son una afección que afecta el área alrededor y dentro del ano. También pueden afectar la piel del área genital. Primero aparecen como pequeñas manchas o crecimientos, tal vez tan pequeños como la cabeza de un alfiler, y pueden crecer más del tamaño de un guisante. Por lo general, no causan dolor ni molestias a las personas afectadas. Algunos pacientes experimentarán síntomas como picazón, sangrado, secreción de moco y / o sensación de un bulto o masa en el área anal.

 

¿Qué causa estas verrugas?

Son causadas por el virus del papiloma humano (VPH) que se transmite de persona a persona por contacto directo.

 

¿Estas verrugas siempre necesitan ser eliminadas?

Si. Si no se eliminan, las verrugas generalmente crecen y se multiplican. Sin tratamiento, y dependiendo de ciertos factores, las verrugas pueden conducir a un mayor riesgo de cáncer en el área afectada.

 

¿Qué tratamientos hay disponibles?

Si las verrugas son muy pequeñas y se encuentran solo en la piel alrededor del ano, pueden tratarse con un medicamento tópico, pero cuando aumentan de tamaño, se deben extirpar quirúrgicamente. La cirugía proporciona resultados inmediatos, Sin embargo, las verrugas dentro del canal anal generalmente no son adecuadas para el tratamiento con medicamentos, y en la mayoría de los casos deben tratarse quirúrgicamente.

 

¿Debo ser hospitalizado para recibir tratamiento quirúrgico?

No. El tratamiento quirúrgico de las verrugas anales generalmente se realiza como cirugía ambulatoria.

 

¿Qué se puede hacer para evitar volver a tener estas verrugas?

En algunos casos, las verrugas pueden repetirse repetidamente después de una eliminación exitosa, ya que el virus que causa las verrugas a menudo persiste en un estado latente en los tejidos del cuerpo. Actualmente es recomendado realizar un seguimiento de la zona anal para prevenir y detectar de forma precoz la aparición de nuevas verrugas o áreas sospechosas mediante anuscopia (exploración anal). Como precaución, las parejas sexuales deben ser controladas, incluso si no tienen síntomas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies