Los niños obesos pierden más peso cuando sus padres también son tratados

Obesidad Infantil

Un reciente estudio de la revista Pediatrics (Treatment Outcomes of Overweight Children and Parents in the Medical Home) analizó los diferentes resultados en el tratamiento de la obesidad infantil en Estados Unidos, donde la obesidad y particularmente la obesidad en niños representa un grave problema sanitario.

“Los niños obesos pierden más peso cuando sus padres también son tratados”

En este estudio, se constató que los niños obesos perdían más peso cuando sus padres también eran tratados, siendo por tanto más efectivo el tratamiento conjunto.

Durante la investigación se analizaron un total de 105 casos de niños con obesidad de entre 2 y 5 años. Éstos se dividieron en dos grupos. Un primero donde sólo se trataba a los niños mediante dieta y cambio de hábitos. Y un segundo grupo de tratamiento conjunto donde además de a los niños con obesidad se trataba a sus padres mediante controles de peso e introduciendo cambios en su comportamiento y estilo de vida.

“Los padres tratados con sus hijos también reducen más su peso”

Los resultados de esa comparativa permitieron comprobar que los niños que recibieron una terapia conjunta (padre e hijo) aumentaron una media de 5’4Kg en 24 meses, casi 2kg menos (7’3kg) que el aumento de peso experimentado por los niños tratados sin sus padres en el mismo período de tiempo. Por lo que respecta a los padres, aquellos que se trataron con sus hijos perdieron un promedio de 6’4kg y disminuyeron su IMC en 2 puntos, algo de lo que no se beneficiaron los padres que se trataron de forma independiente, donde prácticamente no hubo cambios de peso.

“El enfoque tradicional está obsoleto”

Una experta en el tema afirma que el enfoque tradicional para la prevención y el tratamiento del sobrepeso infantil cuando éste se enfoca únicamente en el niño, está obsoleto. Se hace pues necesario, que no sólo tomen conciencia de ello los propios niños sino también su entorno familiar, que lógicamente influye en los hábitos de sus hijos al ser los padres los modelos de conducta a seguir por los más pequeños.