Los edulcorantes artificiales pueden propiciar la obesidad y la diabetes

Edulcorantes

Un nuevo estudio publicado en la prestigiosa revista Nature (“Artificial sweeteners induce glucose intolerance by altering the gut microbiota“) sugiere que los edulcorantes artificiales pueden propiciar la obesidad y la diabetes.

“Los edulcorantes artificiales podrían favorecer la aparición de obesidad y la diabetes”

Científicos del Departamento de Inmunología del Instituto de ciencias Weizmann de Israel llegaron a la conclusión de que el consumo de edulcorantes artificiales no calóricos podría tener el efecto opuesto al deseado. Pues propiciaría el desarrollo de la intolerancia a la glucosa debido a  la inducción de alteraciones de composición y funcionales de la microflora intestinal.

“Ello sucede porque propiciaría la intolerancia a la glucosa”

El estudio consistió en ver cómo el uso de estos edulcorantes afectaban el metabolismo en roedores. Durante 11 semanas, estos  pequeños animales fueron separados en dos grupos. Uno de ellos fue alimentado con bebidas edulcoradas artificialmente y azúcar. Mientras que el otro grupo fue alimentado sólo con agua y azúcar.  Los investigadores observaron que los roedores que ingerían la combinación de azúcar y edulcorantes acabaron desarrollando intolerancia a la glucosa, aspecto que no sucedió con el segundo grupo.

“Ocurre con edulcorantes tan habituales como la sacarina”

Algunos de los edulcorantes utilizados más frecuentemente son la sacarina (E954), el aspartamo (E951), la sucralosa (E955), advantame (E969), neotamo (E961)  y acesulfamo potásico (E950).

Estos hallazgos, en definitiva, sugieren una relación directa entre el aumento del uso de edulcorantes y la epidemia de la obesidad y de la diabetes.