Colelitiasis

¿Qué es?

Colelitiasis, se conoce popularmente como el tener piedras (cálculos) en la vesícula.
La vesícula es un órgano cuya misión principal es el almacenamiento de la bilis. La bilis es un jugo
que nos ayuda a la digestión, principalmente de los lípidos. Durante el ayuno, el 75% de la bilis
secretada se dirige desde el hígado hacia la vesícula biliar y ésta es estimulada por diferentes
hormonas cuando ingerimos alimentos. Como consecuencia, la vesícula biliar vacía entre el 50-75%
de su contenido en el duodeno.
Las piedras en la vesícula o la arena biliar (precursora) se forma cuando la bilis se sobresatura con
colesterol dando lugar a microcristales sólidos. A parte del colesterol, las piedras pueden estar
formados por sales cálcicas inorgánicas (cálculos de pigmento negro) o ácidos grasos (cálculos de
pigmentos marrones).
¿Qué síntomas da?
Alrededor del 80% de las personas con colelitiasis presentan dolor abdominal cólico centrado en la
parte superior derecha de la barriga, pudiendo éste irradiarse a la espalda. También pueden
experimentar náuseas, vómitos o la sensación de hinchazón abdominal tras la ingesta.

¿Cuándo operarme y por qué?

Si se le ha diagnosticado de colelitiasis, debería consultar a uno de nuestros especialistas pese a
estar asintomático, para conocer los síntomas de alarma y llevar un control correcto.
Los pacientes con cálculos asintomáticos desarrollan síntomas a una velocidad de alrededor del 2%
por año. El síntoma más común es el cólico biliar, pero el debut puede ser en forma de colecistitis
aguda, coledocolitiasis, colangitis o pancreatitis, todas ellas complicaciones mayores de esta
patología.
También existe un tanto por ciento bajo de pacientes que no presentan síntomas pero que deben
ser intervenidos porque la presencia de cálculos grandes (>3 cm) o una vesícula biliar calcificada
(en porcelana) puede aumentar el riesgo de desarrollar un cáncer de vesícula biliar.
El diagnóstico se realiza por lo general mediante la clínica, una analítica alterada y una ecografía
abdominal, siendo ésta la más sensible y específica a la hora de detectar cálculos biliares. En
algunas ocasiones, es necesario realizar una resonancia magnética para estudiar con más precisión
la vía biliar (conducto que comunica la vesícula biliar y el hígado con el duodeno) y descartar la
presencia de cálculos a dicho nivel. En caso de detectar cálculos en la vía biliar, sería necesario
realizar una colangiografía retrógrada pancreática (CPRE) para facilitar el paso de éstos al intestino.
Se debería operar para prevenir la aparición de una complicación grave pues existe un riesgo del 1-
2% de complicaciones por año.

¿En qué consiste la operación?

El procedimiento quirúrgico se llama colecistectomía, siendo la vía
laparoscópica el tratamiento de elección y la técnica más utilizada por
nuestro grupo. A través de incisiones abdominales pequeñas y mediante el
uso de una cámara se procede a extirpar la totalidad de la vesícula.
La laparoscopia al ser menos invasiva favorece una convalescencia más breve
y con menos dolor postoperatorio, así como mejores resultados estéticos.

¿Qué debo esperar durante el ingreso y el
postoperatorio?

La colecistectomía previene en forma eficaz los cólicos biliares futuros, sin
generar problemas de nutrición ni limitaciones a la larga en la dieta. Un %
bajo de pacientes presentan diarrea como parte de un trastorno de
malabsorción de sales biliares en el intestino delgado.
Por lo general, la estancia en el hospital varía entre 24-48 horas. En Unidad
Cirugía Barcelona, los especialistas le verán cada día, valorando su estado
general, estableciendo un tratamiento para el dolor específico para usted en
función de sus necesidades y orquestando la reintroducción progresiva de la
ingesta oral.
El equipo le facilitará una serie de directrices a seguir antes de irse a casa,
para hacer de su postoperatorio una experiencia poco traumática. Se le
prescribirán analgésicos y se le dará una pauta dietética fácil de seguir, en la
que únicamente se le prohibirá el consumir grasas.
En todo momento contará con un teléfono de contacto al que recurrir en caso
de emergencia.

Palabras clave: Litiasis biliar, Colelitiasis, Vesícula, Colecistitis.