La obesidad y sus enfermedades asociadas pueden acortar la vida hasta casi 10 años

obesity_heart_disease1

 

Investigadores del Instituto de Investigación de la Universidad McGill evaluaron la relación entre el peso corporal y la expectativa de vida encontrando que el sobrepeso y la obesidad tienen un potencial de disminuir la expectativa de vida hasta 8 años.

Este estudio “Years of life lost and healthy life-years lost from diabetes and cardiovascular disease in overweight and obese people: a modelling study” ha sido publicado en la afamada revista Lancet Diabetes y Endocrinología.

En este estudio, donde evaluaron a casi 4000 pacientes con sobrepeso, estiman que los individuos con obesidad extrema pueden perder hasta 8 años de vida, aquellos con obesidad mórbida hasta 6 años y los individuos con sobrepeso hasta 3 años de vida.

Comentan que el patrón es claro: a mayor peso e inicio temprano de la obesidad en la vida, más grandes los efectos en la salud. En términos de expectatitva de vida, se cree que la obesidad es tan mala con el tabaquismo.

El artículo completo puede verse aquí

 

 

 

La obesidad extrema puede reducir la esperanza de vida 14 años

BsIEZu8IYAE_UN3a.JPG

Una revisión de múltiples estudios acerca de la relación entre la obesidad extrema y la esperanza de vida apunta que los pacientes afectos de obesidad mórbida grado III presentan una mayor tendencia a fallecer a una edad temprana debido a problemas asociados a la obesidad como el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, renales y hepáticas, vasculares cerebrales y diabetes.

En este estudio, se analizaron otros 20 estudios realizados en tres países diferentes (Estados Unidos, Suecia y Australia) y se compararon 9.564 pacientes con obesidad mórbida grado III (IMC > 40, CALCULA TU IMC) con otros 304.000 pacientes de peso normal.

“Los pacientes con un IMC 40-45 redujeron su esperanza de vida en 6 años y medio. Aquellos con IMC entre 55-60 vivieron 13’7 años menos”

Se observó una reducción de 6 años y medio de esperanza de vida en los pacientes con un IMC entre 40 y 45 y una disminución de 13’7 años en los pacientes con un IMC entre 55 y 60. Las principales causas de muerte observadas se debieron a problemas cardíacos, cáncer y diabetes.

Hasta el momento pocos artículos científicos habían evaluado con tanta fidelidad el riesgo de muerte prematura asociado a la obesidad extrema. Según estos datos, todo apunta a que la obesidad mórbida se constituya como una de las principales causas de muerte en nuestro medio en los próximos años.